lunes, 20 de abril de 2009

23 de Abril: Día Nacional de Castilla

JUSTICIA SOCIAL, LIBERTAD Y SOLIDARIDAD

Celebraremos este Villlar 2009 en unas circunstancias muy especiales.

Por un lado está la grave crisis del sistema capitalista que en nuestra tierra está teniendo unas dramáticas consecuencias sociales, económicas, políticas y ambientales, que se ven favorecidas por las características del ''modelo económico castellano'', estructurado como COLONIA INTERIOR del capitalismo español. Capitalismo español que tiene a su vez unas fortísimas dependencias del capitalismo Europeo y del imperialismo internacional.

Cuando el proceso de integración del Estado Español y, por tanto de Castilla, en la Unión Europea en la década de los ochenta del pasado siglo, desde la UPC, primera expresión política organizada del movimiento popular castellano contemporáneo, denunciamos lo que a todas luces era un proceso negociador, llevado adelante por el Gobierno de Felipe Gónzalez, que significaba la liquidación a plazos de la agricultura y ganadería castellana, así como de su ya frágil estructura industrial, reforzando el papel que tradicionalmente se le venía adjudicando a Castilla de colonia interior del capitalismo español: exportadora de mano de obra (emigración), de energía, de materias primas y de ahorro hacia otras zonas del Estado, para pasar a jugar ese mismo papel a nivel del conjunto de la U.E., éso sí, con una apariencia de modernización.

Las consecuencias de aquella planificación perversa se están materializando ahora con todas sus tremendas secuelas; y ello por dos razones claras que confluyen: por la crisis en sí y por la desaparición de las subvenciones que durante varios años actuaron a manera de vaselina para que los sectores mas afectados por la entrada en la U.E., de la forma en que se hizo, tragaran.

A pesar de esa vaselina en forma de subvenciones, los sectores más conscientes del campesinado protagonizaron intensas movilizaciones en los años ochenta y noventa que fueron brutalmente reprimidas por los gobiernos del ''compañero Felipe''. Esas movilizaciones ocurrieron en paralelo con las no menos importantes en contra de la nuclearización y militarización de Castilla, que por cierto alcanzaron en mayor medida sus objetivos.

Sin embargo, sin pausas, los planes de la Unión Europea con la complicidad de los sucesivos gobiernos del Estado y de los gobiernillos de las autonomías en las que el bloque dominante español ha fragmentado a nuestra patria, fatal avanzando con un resultado, el de poner en riesgo de extinción definitiva a las pequeñas y medianas explotaciones campesinas, de las cuales decenas de millares han tenido que cerrar en los últimos años. Ello conlleva un dramático deterioro del medio rural castellano que sufre una involución estructural, económica, social y demográfica que condiciona que muchos de nuestros pueblos estén desapareciendo o hayan entrado en situación de inminente riesgo de desaparecer.

El panorama en el medio urbano con el cierre en cadena de empresas industriales y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, especulativa e irracional, no es mas halagüeño.

El paro avanza en forma de tsunami y hoy en el conjunto de Castilla nos acercamos al millón de trabajadores y trabajadoras sin empleo de las que varios cientos de miles no tienen ningún tipo de cobertura de paro.

Por otro lado los desequilibrios interiores de Castilla son cada vez mas acusados y ese proceso, social, económica y ecológicamente enfermizo de pretender madrileñizar Castilla, es decir extender por todo nuestro territorio el modelo neoliberal-especulativo en su forma más extrema, el abanderado por Esperanza Aguirre, y que cuenta ya con algunas terminales entre las que se encuentra muy significativamente el caso de Valladolid, sigue en pie, aunque actualmente la iniciativa principal para su impulso pase de las manos privadas a las públicas. Ojo al gran entendimiento entre Pepe Blanco y Esperanza Aguirre.

A su vez las voces a favor de la construcción de una nueva hornada de centrales nucleares, voces entre las que destaca, como no, la de Felipe Gonzalez, no son una mera melodía musical, sino que son una seria amenaza, que hay que frenar, de retomar los proyectos de los años ochenta de la total nuclearización y militarización de Castilla, es decir, de sembrar nuestro territorio de engendros nucleares y campos militares.

Estos años han demostrado entre otras muchas cosas que las instituciones políticas hoy existentes en los diversos territorios castellanos no sirven en lo más mínimo para defender nuestros derechos y nuestros intereses como Pueblo, muy al contrario, son instrumentos al servicio de la desmembración territorial de Castilla y de su destrucción social, económica y cultural.

Decíamos al principio de este manifiesto que este Villalar 2009 lo vamos a celebrar en circunstancias muy especiales. La otra circunstancia especial que queremos destacar es que muy pronto se cumplirá el 490 aniversario del inicio de la revolución comunera. Esta es una muy buena ocasión para dar un fuerte impulso al nuevo movimiento comunero que consiga de aquí al 2021, 500 aniversario de la derrota de Villalar que estas instituciones anticastellanas que hoy padecemos sean sustituidas por un auténtico sistema de autogobierno y de democracia popular que haga revertir el proceso de destrucción social, económico y cultural que nuestro Pueblo hoy padece.

Tal como se dice en el texto del Pacto Federal Castellano que condujo a la proclamación de la I República.. ''La sangre de los Padilla, Bravo y Maldonado que corren por nuestras venas y el ardimiento de que guardan memoria estos pueblos de las comunidades, garantizan el éxito de nuestras aspiraciones y deseos.''

VIVA LA REVOLUCIÓN COMUNERA

CASTILLA SOBERANA Y COMUNERA

CASTILLA LIBRE PODER POPULAR.

IzCa, Abril de 2009.

No hay comentarios: