domingo, 2 de noviembre de 2008

Una nueva herejía en el pensamiento libertario (o no tan nueva...)

x El Lado Oscuro de Castilla

Nos negamos a aceptar que lxs libertarixs por definición no se planteen la defensa de su tierra y rechacen las reivindicaciones independentistas con la escusa de que lo único que persiguen es la construcción de un nuevo estado.


Desde Madrid, donde hace muy poquito nos hemos puesto en contacto unxs heréticos del anarquismo tradicional, queríamos aportar nuestra visión sobre la consideración de toda reivindicación nacional como un pensamiento interclasista, autoritario y/o burgués.

Dentro del movimiento libertario y/o autónomo de Madrid hay una variedad de tendencias y una riqueza realmente interesante. Quizá nosotrxs no seamos quiénes aboguemos por continuar la lucha en los centros de trabajo a la manera del anarcosindicalismo al uso; nuestra posición se encuentra realmente próxima al anarquismo autónomo, al pensamiento libertario que se mueve en centros sociales okupadxs, que no tiene una pretensión clara e inmediata de una articulación nacional y mucho menos estatal.

Con esto queremos decir, que las organizaciones, el pensamiento, la acción, las formas de acción no son elementos estáticos; son elementos en permanente cambio y debate.

A la hora de encontrarnos, hallamos una sensibilidad común: La preocupación por nuestra tierra, por nuestras raíces, por la pérdida de nuestra conciencia colectiva castellana. Éste es un elemento nuevo sin duda alguna; personas libertarias que se preocupan por el tema cultural, por identidades colectivas territoriales, y que no se quedan en frases típicas como "el nacionalismo sólo es fascismo , o "mi país es donde ponga mis pies , "soy un ciudadano del mundo , "soy internacionalista (pero no sé de qué nación soy, apuntamos nosotrxs).
Nos negamos a aceptar que lxs libertarixs por definición no se planteen la defensa de su tierra, rechacen las reivindicaciones independentistas con la escusa de que lo único que persiguen es la construcción de un nuevo estado, y que se acepte acríticamente la identidad española a sabiendas, que unidades más pequeñas, incluidas por la fuerza constitucional, no tienen dicha identidad, ni voluntad de pertenecer a España.

España, sin los PPCC, sin el País Vasco, incluso sin Portugal ya no sería España; nos negamos a quedarnos con ese san benito, y más cuando tuvimos una historia común, los castellanxs, y antecedentes históricos de un pueblo combativo (por favor, nunca confundir el pueblo llano castellano, que no puede ser opresor, ya que no tiene mecanismos para ello), aunque nuestros gobernantes ahora y en el pasado, enarbolaran la bandera de su gran castilla imperial (a lo que ahora se denomina España). Afortunadamente sus ansias imperiales, y sus aliadxs de otras naciones, se pusieron de acuerdo para cambiar el nombre, y no tener la responsabilidad de todas las barrabasadas que se cometieron en la América del Sur (la responsabilidad de ello, nunca la tiene el pueblo, excepto por dejar hacer a sus gobernantes; al menos no debería atribuirse una responsabilidad directa, como alguna vez hemos tenido que aguantar de interclasistas de otros pueblos, presuntamente independentistas de izquierdas).

Probablemente, haya gente, que pueda pensar, a santo de qué viene esto; otra gente esperemos que haya visto alguna alternativa a la hora de replantearse porque no tiene estima alguna por su tierra, y sin embargo lo flipa con lo que hacen en otros pueblos (vasquitis, catalanitis, irlanditis, palestinitis), y no mueve un dedo, ni se solidarizará en su vida, por la gente explotada de Tierra de Pinares, de la Mancha, o de los barrios obreros de Madrid. ¿por qué está tan extendido el pensamiento de qué no puedes tener estima a castilla porque es una nación opresora? Esto sí que es un pensamiento interclasista, que viene a menudo de manos de anarcos y marxistas leninistas que en teoría no debieran pensar así...

Un mundo sin variedad, uniformado culturalmente es el objetivo principal del capitalismo: consumismo, individualismo, competitividad son sus rasgos de cultura. Los libertarixs y autónomxs del mundo, aparte de luchar por la destrucción de los estados (ay que ver, cuanta faena nos queda!), no deberíamos olvidar en combatir la uniformidad y alienación cultural, la destrucción de nuestro medio, las relaciones asimétricas de género y sexo. Es una parte más hacia la independencia total y la autonomía sin límites (parafraseando a lxs del col.lectiu Ikaria de los PP.CC., ya desaparecidxs).

El debate continúa.
Ni dios, ni patrón, ni estado: ¡Castilla Libre!

Móstoles, Vallecas y Alcorcón, Octubre de 2008.

3 comentarios:

Tondo Rotondo dijo...

Negra, roja... da igual... pero que los entierre en el mar :-)

Saludos

Partisano dijo...

Interesante. yo creo que el estereotipo esta formado por el espectro mas "ortodoxo" o como se quiera decir.
Por supuesto existe un amplio abanico de tendencias, pero desde luego esa ortodoxia asi entendida hace un flaco favor a la unidad de las izquierdas en su recorrido comun.
Aunque conozco a anarco-abertzales, corriente de donde han salido escritores consecuentes con la causa vasca, militantes...

Anónimo dijo...

Bienvenida/bienvenidas/bienvenidos al club. Petons i revolució.
http://blocs.mesvilaweb.cat/bloc/view/id/2639