miércoles, 24 de septiembre de 2008

Y qué importa ser poeta

Qué raro que seas tú quien me acompañe, soledad. A mí que nunca supe bien cómo estar sola. Pero a veces estamos más solas que la luna, y más tristes que el silencio. Y esto es pura dialéctica también.

Pero la vida siempre será bella, a pesar de los pesares...

1 comentario:

maria freixas dijo...

ja et trobo a faltar!!
ire guapa un petó molt gran!!

parece que nos vamos pasando la canción!!