miércoles, 10 de septiembre de 2008

Desde la ternura

A veces es difícil explicar las emociones que experimentamos. A veces creemos que se nos va a salir el corazón de pecho, y a veces se nos sale. Supongo que quiero expresar todo esto, detallado con cada detalle, desde lo que soy y desde lo que construyo, pero ante tanto remolino de vivencias, de caras, de paisajes y de luchas, esto se convierte en ardua tarea.

Y no sé muy bien si es al sur de mi corazón, o en el norte donde se dan estas emociones. No sé si es por todo lo pasado o por todo lo que está por venir. Los nuevos proyectos, que se me agarran bien adentro y no se van. O la gente, que llegó a mí, o yo a ella, y que tampoco se irá. Y el estar construyendo, desde el cariño y las pequeñas batallas que ganamos en tantos momentos. O el sentir pequeñas revoluciones cotidianas. Y el estar lejos y el estar tan cerca. Porque estamos tan cerca como queramos estarlo. Y el abrazo más sincero, y la sonrisa amiga, y el cuidarnos, y el construirnos poco a poco como personas libres, con ansias de aprender. Y conocer territorios lejanos, y territorios cercanos. Y buscar nuestro lugar en el mundo. Que muchas veces son los lugares más comunes. Y las banderas que ondean junto a puños alzados, desde la dignidad y el coraje, como la madre que perdió a su hijo, que fue asesinado por el fascismo. O resistir al cansancio. O el volver a encontrarnos. Y volver a perdernos por las calles, calle tras calle, recogiendo más y más sueños y conquistando nuestras vidas. Y el sentir el pueblo, y defender nuestra cultura y amar otras, sin olvidarnos a nosotras mismas. Y comprobar que la felicidad la construimos nosotras mismas, y que también hay que conquistarla. Y cómo nos aferramos a la gente. Y cómo compruebo día a día lo bonita que es la vida si sabemos vivirla, a pesar de los pesares.

Porque en definitiva, todo esto se resume en tanta lucha y tanta sonrisa. Porque esto es la ternura revolucionaria. Porque a veces esto es muy difícil de explicar. Porque aunque el futuro muchas veces se nos muestra incierto, es de los pueblos. Porque volverá común al pueblo, lo que del pueblo saliera.

4 comentarios:

Meri dijo...

T'estime, germana xicoteta... no deixes d'escriure mai coses tan boniques. Quina enveja em fas! Que passes una bona diada!!! Records per a totxs

Tondo Rotondo dijo...

T'entenc perfectament!

Una abraçada... amb les meves incongruències, amb les meves mancances... però sobretot ben carregada d'internacionalisme i ganes de lluitar per un món millor on siguem home si dones lliures.

Tarragona, vigília de l'onze de setembre.

Blan dijo...

En verdad estamos todo lo lejos que queremos.
Tot allò que ens proposem, podem dur-ho endavant.

Tota l'estima companya!!!

pablo dijo...

justo 6 meses después de cruzarnos en el camino...demasiados momentos, personas y vivencias mágicas y espectaculares.

a seguir igual!

gràcies! i per moltes traduccions més!!!! ;)