martes, 3 de junio de 2008

Los asesinos del pueblo

El domingo pasado los asesinos de Carlos volvieron a manifestarse impunemente por las calles de Madrid. Los antifascistas mostraron su rechazo de manera legítima, y fueron apaleados, perseguidos, detenidos y torturados en comisaría, para que la manifestación de DN, legalizada por el TJSM, entrara en Sol, centro económico y político del imperio, con total impunidad, escoltados por un impresionante dispositivo de las fuerzas de seguridad del Estado. Los medios de (in)comunicación resaltan lo pacífica de la marcha de los neonazis, de no más de 50 personas, y la violencia extremista de la ultraizquierda, como dicen ellos, en respuesta a la ultraderecha.

Esta es la democracia que nos ha tocado vivir. Esta es la triste realidad. El fascismo callejero legitimado por el fascismo institucional. Los dos de la mano. A cara descubierta. Y la represión sobre la disidencia el arma arrojadiza.





Pero seguimos trabajando, paso a paso, codo a codo, porque Madrid sea la tumba del fascismo.
¡No pasarán!

No hay comentarios: