lunes, 16 de junio de 2008

La gaita serrana

La gaita serrana es un instrumento que ha sido recientemente recuperado. Procede de la Sierra de Madrid, donde era bastante abundante hasta los años 40 en que fue desapareciendo. Gracias a unos estudios publicados por el profesor García Matos en 1954 y a los restos de ejemplares encontrados, ha podido ser reconstruida y vuelve a sonar. Recibe indistintamente el nombre de albogue y el de gaita serrana.

Consta de un tubo de madera, preferentemente de higuera (por la facilidad de perforar su medula blanda) con 4 ó 5 agujeros, uno de ellos en la parte inferior, separados por pequeños tabiques tallados en la madera. La sección externa puede ser cuadrada o circular. Presenta también dos cuernos, el pabellón, más pequeño que el del albogue vasco y el que protege la lengüeta, que en este caso es su única función pues se toca en picado, es decir, soplo discontinuo. Y una afinación en tono menor. Como es natural se interpretan con él piezas sencillas, pues no ha alcanzado la perfección de su pariente vasca, la alboka.

Aunque pueden encontrarse alboges en casi toda Africa, Europa y parte de Asia, hay una gran variedad de ellos en el norte de Africa y Oriente próximo, en donde podemos encontrarnos instrumentos con todo tipo de tamaños y formas.

Los instrumentos de este género hallados en el Estado Español, nos demuestran que fue un instrumento muy popular, así como los grabados de libros antiguos (Cantigas de Alfonso X), o esculturas de colegiatas y catedrales que nos indican que su uso no sólo fue pastoril. Instrumentos muy semejantes a la gaita serrana han aparecido en otras zonas como Burgos, los Pirineos o Guadalajara.

Todas estas gaitas tienen un tubo melódico de taladro cilíndrico. Suelen ser de caña o madera y, en ocasiones, de hueso. En uno de sus extremos se insertan las lengüetas fabricadas de caña, paja de cereal o un ramita de madera, a la que se practica un corte longitudinal separando una lámina que vibra al pasar el aire. Es el órgano sonoro del instrumento. En el otro extremo del tubo presenta un pabellón que sirve de amplificador, Es de forma cónica, truncado e insertado por el vértice, lugar por donde se acopla al resto del instrumento, o bien fabricado de una pieza con aquel. El pabellón se fabrica de corteza vegetal, madera… aunque el asta de vaca o toro, por sus características acústicas y morfológicas es el material mas empleado para dicha función. El cuerno se trabaja con facilidad, es resistente a golpes, duradero, convenientemente rebajado, adquiere unas características sonoras excelentes. Además, se presta a elaboradas decoraciones.

Más información:
http://www.es-aqui.com/payno/inst/gaita_ser.htm

2 comentarios:

Absenta dijo...

hola, sabrías decirme dónde conseguir una gaita serrana?? mi mail es absenta81@hotmail.com muchisimas gracias. Gran blog

manel dijo...

Muy interesante este artículo. La verdad es que no tenia ni idea de que existia. Yo tengo uno similar pero es de origen tunecino. Aunque la lengueta es un poco diferente. Tienes alguna? Has aprendido ya a tocarla?

Otra cosa, a mi me gusta más utilizar el nombre de musica popular (se usa, se disfruta y se participa en la calle) que folk (espectaculos menos participativos). No crees? A ver si algun dia me animo y escribo un post en mi bloc sobre este matiz.

un saludo