miércoles, 28 de mayo de 2008

Patim, patam, PATUM!

Este fin de semana pasado, la carretera y manta me ha acercado hasta el bonito pueblo de Berga, en la comarca de la Berguedá, en el pre-pirineo, junto al Pablo y al Esteve, que son todo hospitalidad. Era la Patum, tradicional fiesta popular catalana declarada hace unos años por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. La Patum es una representación sacro-histórica-popular nacida y derivada de las antiguas representaciones de teatro medieval, si bien aglutinando, reinterpretando y reconduciendo atávicas representaciones paganas, que se celebra cada año en Berga por Corpus. Es una fiesta para ver y para vivir. Y la lluvia nos daba tregua, y nos dejaba dar rienda suelta a un conjunto de sentimientos que esta sorprendente fiesta despierta: alegría, pasión, gozo, éxtasis ...





Para finalizar, concierto de Obrint Pas, en las barracas, volviéndonos a reencontrar y haciendo el paso a paso, el golpe a golpe, el alegres y combativxs, el ganaremos! En un espectacular ambiente, entre una gente espectacular. Gracias!




¡Que viva la fiesta popular!

No hay comentarios: