miércoles, 6 de febrero de 2008

Okupación 3 - Capitalismo 0

Can Vies és del Barri i es queda al barri! . Esta noticia nos asaltó de sorpresa a todxs la pasada semana. Es una gran noticia que en definitiva nos afecta a todxs y crea un precedente dentro del movimiento de okupación. CSA Can Vies está en el popular barrio barcelonés de Sants y lleva más de 10 años como centro social okupado y se ha convertido en uno de los referentes de encuentro y lucha de la ciudad, y del resto del estado. Y sí, Can Vies se queda en el barrio.

def.: “Entendemos la okupación de inmuebles abandonados como la plasmación física de la satisfacción de tres necesidades: la necesidad de espacios autogestionados para el desarrollo de las luchas contra el capitalismo, la necesidad de espacios autogestionados por comunidades territoriales para hacer efectivas formas de relaciones colectivas con el medio y la sociedad más justas y de forma alternativa al pensamiento dominante y a la lógica mercantil (en diversos aspectos: educativos, culturales, lúdicos, económicos...), y la forma de hacer efectiva un derecho fundamental no garantizado que es el derecho a la vivienda.”
Y no nos engañemos de la potencialidad transformadora que tienen los centros sociales okupados. Pero a la vista está que lo que si se consigue tener son dos cosas: incidencia en la realidad y sobre todo una respuesta represiva muy contundente por parte de la administración, y este hecho es el que me lleva a pensar en la necesidad obligada de tirar para adelante, si la administración desaloja, si la administración no deja hacer es porque tiene miedo de esa potencialidad, es porque el capital la obliga a tener controlado cualquier frente de resistencia, es porque la okupación en su condición de ataque a la propiedad privada no puede ser asumida por el sistema, esta contradicción nos hace fuertes. La okupación es percibida por la disidencia como una herramienta que sigue siendo válida, que como todas las herramientas necesita a veces ser reparada y afilada y/o reconfigurada. La okupación ataca uno de los pilares básicos del capitalismo: la propiedad privada.

Es nuestro deber denunciar los abusos e injusticias cometidos por el capital así como la apisonadora constructora-especulativa que asola la perspectiva de una vida digna, así como una relación de respeto mutuo con el medio, y ser solidarix con todas las luchas en pugna con estos abusos; la okupación como experiencia aglutinadora que debe integrarse e integrar todas estas luchas, sin olvidar que cada situación se debe afrontar con una estrategia concreta, que cada okupación debe ser una experiencia heterogénea y consecuente con su situación en el territorio y en el tiempo, y que no debe ser un espacio hermético sino en constante reconfiguración. Los centros sociales como espacios abiertos donde se puedan satisfacer las necesidades concretas, ya sea en el aspecto político, social o cultural de todo el espectro social.

A la okupación le queda mucho futuro por delante, y el debate y las ganas de trabajar deben ser continuas, seguir practicando el organizarse desde abajo y por nosotrxs mismxs, la autonomía, la autogestión, la unión anticapitalista, compartir, crear y luchar. Seguir empujando con el trabajo, la solidaridad y el apoyo mutuo. Y crear barrio, tejer redes y resistencias. ¡¡Larga vida a la okupación!!

Can Vies le ha metido 3 tantos al capitalismo. ¡Si nos tocan a unx, nos tocan a todxs!
Es deber de todos y todas que esta ventaja se mantenga.


2 comentarios:

txolo dijo...

Toda la razón, la okupación tiene un tremendo potencial.

Ahora es un gran momento para okupar, porque hay crisis de la construcción. En Madrid hemos tenido años muy dificiles porque los desalojos iban acompañados siempre de nuevas construcciones, por lo que se hacía dificil re-okupar. El momento que viene ahora es inmejorable, que afloren los centros sociales! (y si son polivalentes, ni te cuento)

Y felicidades a la gente de Can Vies!

ire dijo...

Eso, felicidades y endavant!
Toda la razón amigo txolo.

Hasta pronto, hasta estos días.