domingo, 17 de febrero de 2008

Distancia

Y me pregunto cómo estarán. Lo que sentirán. Y todas y cada una de sus horas, que se convierten en días. En realidad, les truncan sus vidas, y les dopositan después de años en las vidas que tenían, pero ya han sido vividas. Y el valor que adquiere cada detalle. Cada información que les llega de fuera. Son lxs olvidadxs de lxs olvidadxs, los reyes y reinas de lxs invisibles, de lxs silenciadxs. Supongo que la imaginación es lo único que no les han encerrado. Supongo que es terrible vivir entre sombras, y sentir siempre el frío. Supongo que es terrible que te quiten la vida y que tengas que seguir viviendo. Y más aun si estás a cientos de kilómetros de tu hogar. O si tienes un hijo en el peor sitio que te ha sucedido nunca, y que encima eso sea lo mejor que te ha sucedido nunca. Supongo que es terrible que las pesadillas, noche tras noche, no te dejen dormir. Es terrible que no te dejen vivir. Qué terrible realidad. Qué terrible el olvido. La soledad del abandono. Pero que tiemblen las paredes...


La distancia

Me pregunto y te pregunto, si
existe el cielo y si existe el infierno.
Y si es posible que
estemos los dos en los dos,
casi al mismo tiempo.
Me pregunto y te pregunto, si
es posible vivir en un sueño
estando despierto.
Si cuanto más despierto me siento,
más se alejan mis pies del suelo.
La respuesta que
busco en tus labios
la descubro en tus ojos.
Cuando me miran,
me lo dicen todo.
Y maldigo una y mil veces
esta distancia que
va de tus manos a mis manos.
Es entonces cuando más te pienso.
Es entonces cuando más te sueño.
Es entonces cuando más te quiero.
Busco a mi alrededor
y no encuentro nada.
No veo nada que
no sea esta distancia.
Nada que no seas tu
y esta distancia.
Me pregunto y
te pregunto,
si te puedo tener
sin tenerte y
tocar sin tocarte.
Si es posible no verte
y mirarte.
Me pregunto y
te pregunto,
si se puede morir de dolor
recordando un instante.
O simplemente
abrazando tu imagen.
Mientras busco entre
mis esperanzas la esperanza
de nunca perderte.
La esperanza en que
este sueño dure
cuanto menos para siempre.
Y maldigo cada segundo
que no paso a tu lado.
Cada instante en que
quiero y no puedo.
Es entonces cuando
más te pienso.
Es entonces cuando
más te sueño.
Es entonces cuando
más te quiero.
Busco a mi alrededor
y no encuentro nada.
No veo nada
que no sea esta distancia.
Nada que no seas tu
y esta distancia.
Nada que no seas tu.
Nada si no estas tu.
Nada que no seas tu.
Nada si no estas tu.
Busco a mi alrededor
y no encuentro nada.
No veo nada
que no sea esta distancia.
Nada que no seas tu
y esta distancia.
Busco a mi alrededor.
Busco a mi alrededor
y no encuentro nada.
Y no encuentro nada.
No veo nada que
no sea esta distancia.
Nada que no seas tu
y esta distancia.

H.C.

2 comentarios:

Enric dijo...

eiva guapízima!

Está hecho lo que me dijiste!
Tienes razón!


Un besazo y a vernos pronto!

ire dijo...

Gràcies company! Mejor así...
Y eso, nos vemos en estos meses.
Besos i endavant amb la lluita!