domingo, 10 de febrero de 2008

Arriba el telón

El otro día volví a emocionarme en el teatro.

Hacía un par de meses que no iba, y desde que puse el primer pie en la sala todo me pareció muy emocionante. Todo el mundo callado, la imagen de las cabezas todas ordenaditas delante mío, en silencio, y en medio de una gran oscuridad, y al fondo el escenario, y arriba el telón, y las luces. Los actores viviendo sus vidas, ajenos a las decenas de personas que les observábamos atentamente, y donandonos la oportunidad de hacer un viaje junto a ellxs, y embarcarnos en un mundo de emociones, de reflexiones y qué increíble me pareció como jugaron con cada elemento del escenario, llenandolo de enorme simbolismo... Y pienso en todo el trabajo que hay detrás de cada movimiento de cada diálogo de cada melodía. Supongo que es la empatía lógica por mi experiencia en el grupo de teatro rebelde, en el que tanto he aprendido y vivido. Horas y horas de ensayo. Todo está cuidadosamente cuidado. Y no me deja de sorprender como los actores están totalmente ajenos a toda la gente que estábamos alli sentadxs.

La sala era mayoritariamente mayor. Apenas eramos el único grupo de jóvenes de aquélla sala. El resto de gente al pasar a nuestro lado, nos miraba y sonreía, como orgullosxs de ver a gente jóven en el teatro una noche de viernes. Es como si pensaran: "ole, en vez de estar emborrachándoos, estáis aquí, junto a nosotrxs". Esto, en sí esto es algo muy sintomático de muchas cosas. En general la gente ya no va al cine, en general la gente ya no va al teatro. De momento, los precios del teatro no son tan abusivos como los del cine (a excepción de las grandes producciones), aunque sí es cierto que en general en los tiempos que corren no nos interesa la cultura ni el arte, como para encima plantearnos pagar por ellos. Es así de triste. En Alcorcón funciona muy bien el Festival Internacional de Teatro de Calle, que lleva años dando vida a nuestras calles. Logra convocar a multitud de público disfrutando de cultura en la calle. Yo no me lo pierdo nunca. Es un gran escenario de parques, plazas y farolas de innovación y de encuentro.

Pero en general la gente ya no va al teatro, y mucho menos paga por verlo.

2 comentarios:

Lu dijo...

Mi amor!! Pues no sé en Madrid, pero aquí en PPCC para ir al teatro tienes que pensarlo dos veces, es demasiado caro!! Sobre todo en Barcelona.

Aunque, por suerte, tenemos una gran oferta de producciones de teatro en catalan, realmente casi todo el teatro que se muestra en las salas es en catalán, así que de vez en cuando, hay que hacer un esfuerzo... los actores y actrizes catalanes trabajan duro para alzar este mundo aquí, y no les va nada mal!!

Pues nada, que ya tenemos algo más que hacer juntas.. ir al teatro!!

Muchos besotes, linda!!

ire dijo...

Sí, nos debemos un teatro maca!
Cuídate, y a ver si te llamo un día de estos y hablamos que seguro que tenemos muchas cosas que contarnos!

Un montón de besos geógrafa de trinchera!