viernes, 11 de enero de 2008

Si Carlos ya no está aquí

Hoy hace dos meses que asesinaron a Carlos. Y a parte de nosotrxs.

Hace un mes las fuentes de Madrid lloraron sangre. Cómo la derramada hace hoy dos meses. Como lloran desde entonces nuestros corazones. Como se encoge todo lo que llevamos dentro, y me estremezco hasta quedarme inmóvil. Hoy, a dos meses, tampoco olvidamos. Y lo decimos bien alto. Supongo que tendremos que vivir con esto el resto de nuestros días, y será uno de nuestros nortes en la lucha y en la vida. El mío ya lo es. Como lo fue Guillem, Roger, Aitor, Ricardo, Lucrecia. A otrxs muchxs compañerxs les ha tocado vivir esto antes, y viven con ello día tras día. Y una nueva muerte, les revuelve y les encoge.

Hoy vuelve a ser un día triste, incierto... Y las fuentes lloraron como lloro ahora desde dentro, y las pancartas hablan de lo que sentimos todxs lxs compañerxs. Cuánta impunidad, y cuánto mirar para otro lado. Pero la llama está encendida. La llama de la rabia. La llama de todos y cada uno de los momentos que hemos vivido estos dos meses. Parece que fue ayer, pero también parece que fue hace mucho más. Que sensación más rara esta percepción del tiempo y de gran parte de la cosas que me rodean.

Hoy me duele especialmente más que otros días. Igual que me pasó el 11 de Diciembre, a un mes. Hoy me siento más vieja y estoy más cansada que otros días. Hoy quiero acurrucarme. Hoy me encantaría poder plasmar fácilmente lo que siento, pero no puedo, me cuesta sobremanera, y esto también me deja inmóvil. Escribo para echar algo fuera de lo que me duele. Pero no logro sentirme mejor. Qué rabia.

Hoy también pienso en todxs y cada unx de lxs que seguimos en pie. Con un norte más. Y entonces me surgen los sentimientos y emociones contradictorias. Porque hemos sido valientes. Hemos sido consecuentes. Hemos sido grandes luchadores y luchadoras. Hemos mantenida viva la llama de Carlos y del pueblo. Nos hemos querido, nos hemos abrazado, animado, codo a codo, nos hemos dejado la piel, hemos salido una y otra vez a la calle, hemos rendido a Carlos, y al resto de caidxs, el mejor homenaje. Es emocionante. Realmente no hemos estado solxs. Hemos sabido organizar la rabia como nunca lo habíamos hecho. Hemos sido movimiento unido y combativo.

Pero no logro evitar que se me precipiten a la cabeza las imágenes y sentimientos de aquél día en aquél maldito vagón. Y ver que muchxs, y cuando digo muchxs, es MUCHXS, compañerxs están tocadxs. Y me encantaría poder abrazarlos a todxs todo el rato. Me encantaría escucharles unx a unx, y que soltaran todo lo que han guardado en un rincón de ellxs mismxs y quitarles la culpabilidad que les invade cuando piensan en aquél vagón. Y no paro de maldecir a los malnacidxs. A lxs que se burlan. A lxs asesinxs del pueblo. A lxs que especulan con sangre. A lxs que nos matan hablando. A lxs que asesinaron a Carlos. Sólo tenía 16 años. Tenía todo el cariño y la lucha por delante. Murió luchando. Por eso hace dos meses también morimos un poco todxs.

Hoy hace dos meses. Y este tiempo me ha cambiado el sentido de casi todas las cosas. Pero nunca podrán arrebatarnos las ganas de lucha.

Escribo no sé muy bien para qué. Escribo porque quizá crea que así me dolerá un poco menos. Pero no deja de doler. No dejo de estar cansada. Qué rabia.


2 comentarios:

Tondo Rotondo dijo...

Un abrazo, estés dónde estés!

Ganaremos!

Anónimo dijo...

Gracias mi pequeña niña, por estos sentimientos expresados aquí, pero sabes? eso lo hicistes a los 2 meses...mi rabia sigue viva, y las ganas de luchar son más fuertes, ahora ya han pasado 11 meses...irónico verdad? mucho tiempo, pero para mí sigue siendo hoy mismo...

Y no te preoucpes, que yo sé que desde donde está...nos está y estará ayudando siempre, para que al final tengamoss la Victoria..

TODOS LOS QUE NOS ARREBATARON DE NUESTRO LADO, SIGUEN VIVOS Y MONTANDO UN EJERCITO PARA QUE AUNQUE LA VICTORIA SEA UN POCO LARGA..LA CONSIGAMOS...

GRACIAS A TODOS ELLOS POR DAR SUS VIDAS POR LO QUE CREIAN JUSTO Y SER FIELES HASTA LA MUERTE!!

Un beso de una nueva guerrillera...