martes, 15 de enero de 2008

Castilla y el Club de la Culebra

El pasado Viernes asistí al Club de la Culebra en Alcorcón, y hacía ya un par de meses que no asistía, por falta de tiempo debido a las circunstancias, casi más a las personales que a las políticas. Y me encantó reencontrarme con esta asamblea. El Club de la Culebra surgió entre la gente de mi grupo de amigxs tras algunas experiencias participando en otros grupos de debate, y que nos está ilusionando mucho. Cada día se prepara el tema una persona y el objetivo es poder realizar una especie de dossier que recoja los debates y las conclusiones. Esta experiencia me ilusiona especialmente porque es increíble las capacidades que estamos adquiriendo para escucharnos, para respetar, para plantear las dudas, saber utilizar las referencias vitales de cada unx, y saber reflexionar sobre las cosas que nos rodean. Y también me agrada sobremanera la capacidad que tenemos para ser novedosos en los medios que utilizamos para aprender, saliendo del tradicional: "unx suelta la chapa, y el resto escucha", somos capaces de salir de las dinámicas de que una persona representa el sujeto, y el resto se convierten en objeto. El aprendizaje es colectivo y la parte didáctica también.

El pasado viernes era el turno de recoger las conclusiones del último día sobre el tema de las migraciones. El compañero que se encargó de trabajar este tema, inició sus conclusiones dando importancia al hecho de contextualizar los movimientos migratorios. Para nuestro caso, aportó el artículo "Castilla" de Fermín Bouza. Y quedamos asombrados del estupendo análisis sociológico que hace de nuestra tierra y de las buenas reflexiones que en él se esbozan. Claramente dos. Una, que el modelo autonómico actual atiende a razones simbólico-políticas, a intereses económico-políticos de la burguesía española. Y otra, la falta de fe del pueblo castellano, la falta de conciencia de ser pueblo.

Os recomiendo su lectura.

2 comentarios:

txolo dijo...

El estudio colectivo es la mejor experiencia que existe de aprendizaje sin duda alguna. Es lo que hemos puesto en práctica en "Voces" cuando hemos estudiado, muchas veces con textos algo "hardcore" y siempre es gratificante. Animo a todos los militantes a que pongan en marcha experiencias de este tipo y a ir subiendo el nivel de estudio de manera progresiva

Y la pregunta del millón, ¿por qué ese nombre de la culebra?

ire dijo...

Pues el nombre viene porque el grupo quiso hacer referencia a la obra de Rayuela de Cortazar, donde se cuenta como un grupo de bohemios se reunía para debatir diversos temas que les importaban y que le dieron el nombre del "Club de la Serpiente".

En Alcorcón ya sabes cómo somos, y tras algunas confusiones y el teléfono "escacharrao", nos "autonombramos": El Club de la Culebra.

En fin...esto último es una larga historia...

Besos y muchas sonrisas!!